Make your own free website on Tripod.com

¿Podemos comunicarnos con Dios ahora?

Presentad a Dios vuestras necesidades, gozos, tristezas, cuidados y temores. No podéis agobiarlo ni cansarlo. El que tiene contado los cabellos de vuestra cabeza, no es indiferente a las necesidades de sus hijos."Porque el Señor es muy misericordioso y compasivo (Santiago 5:11).

Su amoroso corazón se conmueve por nuestras tristezas y aun por nuestra presentación de ellas. Llevadle todo lo que confunda vuestra mente. Ninguna cosa es demasiado grande para que El no la pueda soportar, él sostiene  los mundos y gobierna todos los asuntos del Universo. Ninguna cosa que de alguna manera afecte nuestra paz, es tan pequeña que él no la note.

No hay en nuestra experiencia ningún pasaje tan oscuro que él no lo pueda leer, ni perplejidad tan grande que él no la pueda desenredar. Ninguna calamidad puede acaecer al más pequeño de sus hijos, ninguna ansiedad puede asaltar el alma, ningún gozo alegrar, ninguna oración sincera escaparse de los labios , sin que el Padre celestial esté al tanto de ello.

El "sana a los quebrantados de corazón y venda sus heridas" (Sal. 147:13 ). Las relaciones entre Dios y cada una de las almas son tan claras como si no hubiese otra alma por la cual hubiera dado a su hijo amado.

Jesús decía :"Pediréis e mi nombre; y no os digo que yo rogaré al Padre por vosotros; porque el Padre mismo os ama. " (Juan 16:26) .Orar en nombre de Jesús es más que una mera mención de su nombre al inicio y al fin de la oración. Es orar con los sentimientos y el espíritu de Jesús, creyendo en sus promesas, confiando en su gracia y haciendo sus obras.


LA ORACION MUEVE LA MANO QUE MUEVE AL MUNDO